Sábado, 21 octubre 2017
Contacto |  Mapa del Sitio |  Búsqueda
Inicio » F.A.Q. » Reacción de la Iglesia Ortodoxa
Patriarcado Ecuménico. NO es una excomunión

El 16 de marzo de 2011, el Patriarcado Ecuménico publicó un comunicado referente a Vassula. No hubo ningún diálogo previo a ese comunicado entre ningún representante del Patriarcado y Vassula o cualquier persona que conociera a fondo La Verdadera Vida en Dios. Para la mayoría de nosotros fue una sorpresa total y ha causado cierta ansiedad. Los lectores de los mensajes de la Verdadera Vida en Dios pertenecientes a la Iglesia Ortodoxa han estado preguntándose, sin duda, qué significa este comunicado en la práctica.

Los críticos de Vassula y de los mensajes de La Verdadera Vida en Dios consideran este comunicado como una condena o un rechazo de Vassula y sus escritos. Hay algún desacuerdo sobre la traducción correcta al inglés del comunicado y, sin duda, habrá desacuerdos similares sobre su traducción a otros idiomas. Es importante saber exactamente lo que dice. Cuando fue publicada la primera Notificación referente a Vassula y La Verdadera Vida en Dios desde una oficina de la Congregación para la Doctrina de la Fe en el Vaticano, muchos católicos se sintieron profundamente y perturbados y confusos. Querían saber lo que significaba realmente.

Como todos sabemos, el Cardenal Ratzinger concedió una entrevista al periódico “30 Días” en la que dijo que la Notificación no era una condena sino una “advertencia”. Desde entonces ha habido repetidos intentos por parte de los críticos de Vassula en la Iglesia Católica de convertir la Notificación en otra cosa. Una tentativa semejante se realizó respecto a la carta del Cardenal Levada. Resulta necesario para algunos de nosotros inquirir sobre el estatus de tales cosas. Quizá sea necesario recordar a los católicos que el documento de enseñanza con más autoridad de la Iglesia Católica, aparte de las definiciones dogmáticas, ya sean “ex cathedra” del Papa o de los concilios ecuménicos, es la encíclica. Respecto a las declaraciones y medidas disciplinarias, hay procedimientos estrictos a seguir, y en el caso de juicios sobre los escritos o enseñanzas de una persona, una audiencia y un diálogo oficiales con la persona aludida forman parte integrante de tales procedimientos.

Como sabemos, a Vassula se le permitió responder a las preguntas planteadas por la Notificación, y la repuesta oficial de la CDF es que había proporcionado “aclaraciones útiles”. Puesto que el Cardenal Ratzinger insistió entonces en que las respuestas de Vassula se publicaran en los libros que contienen los mensajes, nos parece obvio a muchos de nosotros que tanto los mensajes como la Notificación deben leerse a la luz de esas respuestas.

¿Cómo debemos interpretar el comunicado del Patriarcado? Sería de utilidad cierto conocimiento de los procedimientos canónicos ortodoxos. Ya hay algunas personas tratando de convertir esta comunicación en otra cosa. Tendremos que enfrentarnos sin duda a los comentarios indignados y a las críticas de la gente que no entiende los mensajes y sabe muy poco de Vassula. Como se nos dice en los mensajes, no debemos responder con enojo, aunque es necesario mantener una actitud firme ante tales críticas. Si los mensajes son auténticos, contamos con la promesa de Cristo de que tal persecución no durará y por tanto podemos entregarnos a la lectura y meditación de los mensajes cada día, tratando de ponerlos en práctica, orando por la reconciliación y demostrando a los de nuestro alrededor que creemos realmente que la humildad y el amor son las llaves de la unidad. Quizá pueden verse estos problemas bajo una luz positiva en el sentido de que prueban nuestra resolución y nuestro temple. Es a través de estas cosas como podemos adquirir fortaleza, confiando en el poder y la guía del Espíritu Santo. Como siempre, debemos orar por Vassula y por los que están sosteniéndola muy de cerca en esta prueba de ahora.